Fiasco multi-cultural de Procter & Gamble en Japon.

Procter & Gamble fue en sus inicios de expansión internacional, otro ejemplo de fiasco multi-cultural y de incapacidad para adaptarse a los diferentes mercados locales, de incompetencia cultural. La compañía decidió afrontar el mercado japonés en 1973 con trabajadores mayormente americanos y apenas preparados en el entorno multi-cultural ignorando la competencia, las destrezas y sobre todo la sensibilidad y el ser consciente de lo que hace falta para afrontar mercados tan complejos como pueden ser este tipo de mercados. 14 años más tarde las pérdidas de la empresa ya sumaban $200 millones.

En un principio, la compañía pensó que trasladar sus productos americanos y su estilo de publicidad americana agresiva sin realizar ningún tipo de adaptación sería suficiente garantía de éxito incluso en Japón. Se equivocaron. El resto de la historia todo el mundo la conoce, la compañía tardó tres años en gestionar el territorio correctamente, alterar la estrategia introduciendo aspectos de la cultura japonesa en la oferta y sobre todo enfocándose al 100% en el mercado japonés, eliminaron la publicidad radical y la crítica hacia la competencia – los japoneses valoran sobre todo la armonía e intentan evitar conflictos directos siempre que sea posible – los productos pasaron a ser exactamente como les gustan a los japoneses, productos de alto rendimiento sin ser tan conscientes del precio como pueden serlo los americanos por ejemplo y sobre todo productos de pequeño tamaño ya que los japoneses generalmente viven en espacios muy reducidos en metros cuadrados. En el año 1990, Japón se convirtió en el segundo territorio más beneficioso para la compañía después de Alemania.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Twitter Clean